Pechugas rellenas

 

Quite la piel y la grasa de las pechugas. Adobe a gusto.

Dore las pechugas en una sartén con aceite a fuego mediano. Añada la cebolla y pimiento verde para amortiguarlos. Deje cocinar un poco a fuego lento y eche el vino. Continúe cocinando hasta que se ablanden las pechugas pero sin que se sequen.

Deshuese y parta por la mitad cada una de las pechugas, obteniendo dos filetes.

Coloque cada filete sobre dos lascas de tocineta. Sobre el pollo coloque una rebanada de jamón, una de queso, una tirita de pimiento morrón y huevo duro.

Enrolle la pechuga (filete) cubriendo y apretando con la tocineta. Sujete con palillos de clientes.

Empane pasando por huevo batido y pan rallado.

Fría en aceite caliente.

 

Nota: Las pechugas enteras se pueden servir como plato principal, con la salsa en que se cocinaron o con salsa bechamel. También pueden partirse en rodajitas y usar como entremés.

Cebollas rellenas al horno

 

Prepare el picadillo y deje aparte. Pele las cebollas y córteles una tapa de 1 1/2″ de diámetro aproximadamente en la parte del tallo. Cueza las cebollas a fuego moderado en agua con la sal durante 10 minutos. Escúrralas, y cuando enfríen sáqueles con cuidado el centro, empujando la parte de abajo de las cebollas hacia arriba con la punta de los dedos. Así las puede vaciar por dentro.

Añada el pimiento morrón al picadillo y rellene las cebollas. Colóquelas en un molde llano de horno, engrasado, polvoréelas con el queso y rocíelas con el aceite. Hornéelas a 375º F durante 30 minutos.

Setas Rellenas Gratinadas

 

Precalentar el horno a 350ºF. En un recipiente, mezclar el arroz, ajo, carne asada, Betis Extra Olive Oil & Orégano, tomates, sal y pimienta a gusto.

Colocar las setas en un molde para hornear y rellenarlas con la mezcla. Colocar sobre éstas una capa de los tres quesos. Hornear por 10 minutos aproximados.