Pechugas de pollo a la naranja

 

Adobe ligeramente las pechugas.

Eche el aceite en una sartén y pase las pechugas por ella para que sellen.

Disuelva la mermelada de naranja en la salsa soya y vierta sobre las pechugas.

Tape y cocine a fuego bajo durante 20 minutos. Destape y continúe cocinando 10 minutos más. Obtendrá un color oscuro.

Añada los melocotones escurridos y cocine de 4 a 5 minutos.

Sirva con arroz blanco o papa majada.

Pechugas de pollo con pasas

 

Dore con el aceite de oliva a fuego alto la cabeza de ajo y las pechugas en un caldero con tapa.

Baje el fuego, retire la cabeza de ajo y añada la cebolla, pimiento, jamón, recao, hoja de laurel, azúcar, achiote y salsa de tomate. Tape bien y deje cocinar a fuego lente hasta que la cebolla y pimento estén cocidos.

Mueva ocasionalmente para que las pechugas absorban el sabor.

Agregue por último, el chorizo, aceitunas y pasas. Mezcle todo bien y cocine unos 30 minutos. Mantenga siempre el caldero bien tapado para que el vapor ablande los ingredientes.

Rectifique la sal y añada un poco más de azúcar a gusto.

Sirva en una fuente llana con algo de salsa por encima. Rodee las pechugas con arroz blanco y decore con tiritas de pimientos morrones.

Sirva el resto del arroz en una fuente aparte. También eche el resto de la salsa en una salsera.

Acompañe con ensalada mixta de lechuga, tomate y tiras de zanahorias. También con plátano maduro al horno relleno con queso del país.