Amarillos con crema al horno

 

Prepare la crema mezclando todos sus ingredientes en una cacerola, excepto la vainilla. Cueza a fuego mediano hasta que cuaje y retire del fuego. Añada la vainilla y mezcle.

Dore los plátanos amarillos enteros en una sartén con la mantequilla. Baje el fuego, añada la taza de agua y el azúcar. Tape y deje cocinar a fuego bajo de 15 a 20 minutos.

Saque los amarillos de la sartén y escurra. Reserve el líquido restante.

Haga un corte a lo largo de cada plátano. Coloque en molde engrasado que sea apropiado para hornear y servir en la mesa.

Rellene cada uno con la crema que ha preparado.

Vierta sobre los mismo el sirop en que se cocinaron. Este debe estar espeso. Añada el vino.

Espolvoree con el queso parmesano rallado. Hornee a 350º F de 15 a 20 minutos.

Chillo al horno

 

Lave el pescado y limpie si aún tiene alguna escama. Haga tres cortes horizontales, que llegue a la espina, por uno de los lados. Adobe con sal.

Cubra el fondo de una fuente de barro o molde de cristal, con un poco de aceite y coloque las papas cortadas en rodajas hasta cubrir todo el fondo.

Ponga el pescado sobre las papas con los cortes hacia arriba. Coloque en los cortes las tajadas de limón, los dientes de ajo y el perejil.

Esparza por encima las migas de pan, el aceite y el vino. Si es necesario añada un poco de agua para que las papas queden cubiertas con el líquido.

Hornee a 375º F durante 30 minutos. Cuando falten 15 minutos añada las almendras.

Nota: Si tiene espacio en el molde, cuando añada las almendras, coloque cuatro tomates partidos en mitades, sazonados con sal y aceite de oliva y cubiertos con pan rallado por encima.

Cebollas rellenas al horno

 

Prepare el picadillo y deje aparte. Pele las cebollas y córteles una tapa de 1 1/2″ de diámetro aproximadamente en la parte del tallo. Cueza las cebollas a fuego moderado en agua con la sal durante 10 minutos. Escúrralas, y cuando enfríen sáqueles con cuidado el centro, empujando la parte de abajo de las cebollas hacia arriba con la punta de los dedos. Así las puede vaciar por dentro.

Añada el pimiento morrón al picadillo y rellene las cebollas. Colóquelas en un molde llano de horno, engrasado, polvoréelas con el queso y rocíelas con el aceite. Hornéelas a 375º F durante 30 minutos.