Ensalada de garbanzos y habichuelas tiernas

 

Escurra los garbanzos y las habichuelas tiernas.

Mezcle el aceite, vinagre, cebolla y pimientos morrones.

Añada a esta mezcla los garbanzos y habichuelas tiernas y mueva para unir todo.

Enfríe en la nevera durante 1 hora en la ensaladera que va a servir.

Nota: Puede añadir tomate y aguacate si lo desea.

Ensalada de habichuelas blancas

 

Eche agua en una sartén hasta cubrir media pulgada del fondo. Cocine la salchicha a fuego mediano y espere 8 minutos. Voltee. Cuando el agua se haya evaporado dórela por ambos lados.

Sáquela y deje enfriar para que pueda cortarla en pequeñas rodajas. Pique el ajo y la cebolla.

En la sartén grande, caliente el aceite de oliva y sofría la cebolla y el ajo durante 10 minutos. Parta el celery y el zucchini en pedazos pequeños alargados y añada a la cebolla que está cocinando. Tape y cocine 3 minutos más.

Añada las habichuelas, la salchicha y todos los ingredientes restantes. Cocine a fuego bajo durante 5 minutos y sazone. Retire del fuego y deje enfriar.

Para servirla use una ensaladera grande cubierta con hojas de lechuga. Vierta en ella las habichuelas y adorne con aceitunas negras. Sriva fría.

Habichuelas guisadas

 

En una olla mediana, calienta el aceite, cuando ya esté caliente agrega el jamón. Cuando el jamón dore, añade el sofrito y los otros ingredientes. Cocina por 5 minutos. Añade las habichuelas y el agua.

 

Cocina por 20 minutos aproximadamente o hasta que espese. Asegura que las papas estén blandas. Cuando esté listo, vierte un chorrito de aceite.