Pulpo guisado

 

Limpie el pulpo quitando la boca que tiene entre los tentáculos y vacíe la cabeza.

Sumerja el pulpo en el agua hirviendo con la hoja de laurel y sal y retire. Repita esta operación dos o tres veces seguidas. Vuelva a colocarlo dentro del agua y deje hervir durante una hora.

Sofría en un caldero los ingredientes de la salsa hasta que se amortigüen. Mueva ocasionalmente.

Escurra el pulpo y corte en pedazos pequeños. Añada la salsa y cocine a fuego lento durante 15 minutos.