Conejo a la cazadora

 

Sofría en una sartén grande el conejo con el aceite, el tocino y el jamón. Coloque en una fuente aparte y reserve.

SALSA:

Sofría en tres cucharadas de la grasa en que frió el conejo, la cebolla y los ajos a fuego bajo, sin que se doren.

Añada el conejo, tomate, vino y cognac. Prenda con un fósforo una llama y espere a que se apague. Agregue laurel, tomillo, romero, sal, pimienta y el caldo. Deje cocinar durante una hora, tapado.

Disuelva la cucharada de harina en media taza de caldo o agua fría. Agregue al conejo y deje que la salsa espese.

Sirva en el recipiente en que irá la carne a la mesa.

Vierta las setas salteadas por encima, para adornar.

Conejo al ali oli

 

Corte el conejo en trozos pequeños. Adóbelo a su gusto.

En una olla o caldero grueso vierta 1 1/2 taza de aceite de oliva, los dientes de la cabeza de ajo pelados y enteros y las hojas de laurel.

Cueza a fuego alto hasta que los ajos doren. Baje el fuego, añada los trozos de conejo, tape y deje cocinar durante una hora hasta que la carne ablande.

Una vez cocido, destape, suba el fuego y cuando esté dorado échele el vino. Cocine 2 ó 3 minutos más y retire del fuego.

Mientras el conejo se cocina, prepare la salsa ali-oli de la siguiente manera: Eche en un pilón los 6 dientes de ajo pelados y la cucharadita de sal. Májelo hasta formar una pasta. Añada el aceite gota a gota, moviendo constantemente.

Al momento de comer sirva el conejo y vierta el ali-oli encima de cada pedazo.

Conejo con ciruelas

Remoje las ciruelas en el vino.

Corte el conejo en pedazos pequeños. Adobe con sal y pimienta. Dórelo a fuego alto en un caldero con el aceite. Añada la cebolla y sofría sin que se queme.

Agregue la harina, mueva y vierta el caldo.

Saque las ciruelas del vino, resérvelas y eche el vino al conejo. Añada el ajo, “shallots”, perejil picado, tomillo, laurel y mezcle.

Tape y deje cocinar a fuego bajo durante 35 minutos.

Hierva las cebollitas en agua de sal, escúrralas, deje enfriar y pélelas. Añada el azucar y dórelas en aceite. Reserve.

Saque el conejo y cuele la salsa.  Quite la grasa de la superficie y déjela hervir para reducir un poco. Sazone a gusto.

Agregue el conejo nuevamente, las ciruelas y el cognac. Mezcle.

Coloque en una fuente honda. Añada las cebollitas. Adorne con perejil fresco. Sirva caliente.