Aros de pimiento verde rebozados

 

Lave los pimientos y pártalos en aros de 1/2″ de grueso. Remueva las semillas. Bata el huevo, añádale el aceite Betis y la leche. Mezcle bien y añada a la harina. Bata hasta que quede suave la mezcla. Caliente suficiente manteca en un caldero. Si usa termómetro de freír, estará lista cuando éste marque 375º F.

Pase los aros de pimiento por la mezcla empapándolos bien y fríalos, unos pocos a la vez, hasta que doren. Voltéelos y sepárelos con un tenedor. Escúrralos sobre papel absorvente y sírvalos calientes. Polvoréelos con sal si los quiere saladitos.