Aros de cebolla rebozados

 

Corte las cebollas en ruedas de 1/4″ de grueso. Sepárelas en aros. Bata el huevo, añádale el aceite y la leche. Mezcle bien y añada a la harina. Bata hasta que quede suave la mezcla. Ponga a calentar suficiente manteca en un caldero. Si usa termómetro de freír, estará lista cuando marque 375º F.

Pase los aros de cebolla por la mezcla, empapándolos bien y fríalos, unos pocos a la vez. hasta que doren. Voltéelos y sepárelos con un tenedor. Escúrralos sobre papel absorbente y sírvalos calientes. Polvoréelos con sal si los quiere saladitos.